Ramo de flores paso a paso

¿Alguna vez has creado tu propio ramo de flores? ¿Has tenido las flores en tus manos, experimentado con ellas y jugado a combinarlas?

¡Pues ha llegado el momento!

Ya puedes tener tu ramo de flores Do It Yourself y aquí te dejamos una guía de cómo hacer tu ramo y divertirte sacando tu creatividad y estilo!

1. Prepara tus tallos

Primero, quítale parte de las hojas de las partes inferiores de los tallos, lo que lo hace más limpio cuando los agrupas en la mano más tarde. Corta los tallos aproximadamente un dedo y luego haz pequeños grupos con tus distintas flores y verdes. Esto lo hace que elaborar el ramo sea más fácil.

2. Seleccione el punto focal de su ramo

Coge tu flor más bonita, como por ejemplo una rosa o anthurium en este caso. Sostenla a media altura y luego elige una flor más esponjosa o un tallo de follaje o verde. Este segundo tallo se cruzará por detrás de la rosa focal en diagonal, quedando la flor esponjosa o el follaje a la izquierda de la rosa y el tallo saliendo por la derecha del tallo de la rosa. Ahora elige otro tipo de tallo y colócalo encima de sus flores anteriores en diagonal, debajo de tu pulgar. Dale una vuelta al ramo con la otra mano. Esta técnica de añadir y girar forma la base de la «espiral» utilizada por los floristas. Lo usarás para darle forma al ramo completo.

DIY bouquet

3. Sigue en espiral diferentes texturas y estilos

Continúa colocando tallos en diagonal y sigue girando los tallos en tu mano hasta que ya tengas todas tus flores. A medida que crece el ramo, te será más fácil sostener los tallos en la mano. Sugerencia: relaja la mano, no aprietes demasiado los tallos porque podrías aplastarlos. ¡Relax!

4. Una vez que tengas el ramo completo, ajusta los tallos.

Sostener el ramo de forma bastante suelta te permite mover cualquier tallo o cambiarlo de lugar. Fíjate si alguno se ha deslizado hacia abajo mientras lo has estado componiendo y vuelve a colocarlo suavemente en su lugar. Evita mover los tallos cogiendo la flor, sino por debajo de ella, para no quedarte sin flor! A veces es más fácil ir al final del tallo y empujar hacia arriba. Juega y combina tus flores, cambia lo que no te convenza o empieza de nuevo con un enfoque distinto… ¡Experimenta y diviértete!

5. Ata tu ramo con una cuerda

Coloca suavemente el ramo sobre una mesa. Corta alrededor de 50 cm de cuerda. Pinza un extremo de la cuerda con dos dedos de la mano que sujeta los tallos y con la otra mano da la vuelta a los tallos envolviéndolos. Dale dos vueltas para que tenga más firmeza el ramo y átalos. No los ates muy fuerte. Evita dejar demasiado apretados los tallos y partirlos o no dejar espacio a las flores para florecer después. Por último, recorta los tallos. Estarán muy dispares, así que con las tijeras corta en línea recta a la altura que prefieras. Lo ideal es cinco dedos por debajo de la cuerda.

hacer tu ramo de flores

6. Envuelve tu ramo

Corta dos trozos de papel en rectángulos. Ahora, toma la primera pieza y lleva la esquina inferior izquierda al centro superior. Dóblalo aquí. Debería verse como un zig-zag. Repite con la segunda pieza. El envoltorio es una parte importante para transportar el ramo y protegerlo para que no se estropeen las flores en el camino.

Coloca el ramo entre las piezas de papel. Las flores superiores deben quedar en línea con la forma de zig-zag y los tallos deben asomar desde la parte inferior. Dobla por ambos lados sujetando por debajo como un cono, apretando el papel por la parte de abajo a la altura de la cuerda, Así con cada papel. Asegura el papel con una cuerda, una cinta o un lazo.

¡Así de sencillo! Puedes regalarte esta experiencia a ti mism@ o alguna amiga aquí y si quieres saber más sobre cómo mantener tus flores por más tiempo, visita este post

No te pierdas detalle de las novedades:

redes sociales
¡Síguenos!

Abrir chat
1
Le ayudamos
Kiki Silvarum estudio de flores 💐💐
Hola 👋👋
En qué podemos ayudarte?